Sobre Lu-Mi Strings

Como profesor de viola da gamba y violonchelo barroco en la Academia Sibelius de Helsinki, y a través de los talleres y clases magistrales que imparto en Europa y Estados Unidos, he observado frecuentemente que los estudiantes de viola da gamba no suelen tener un instrumento apropiado, y aquéllos que quisieran tocar dicho instrumento ni siquiera tienen uno. Pagar diez mil dólares o incluso más por una viola da gamba de encargo es a menudo demasiado para un principiante, y las que se venden por entre $2000 a $3000 suelen ser generalmente de pésima calidad. Aquéllos que están preparándose para ser músicos profesionales y que quieren tocar la viola da gamba como segundo instrumento, suelen desarrollar sus habilidades tan deprisa que necesitan una viola de calidad al pasar unos pocos meses desde la primera toma de contacto con dicho instrumento. Las listas de espera de los mejores luthieres ha sido siempre demasiado larga, a veces de entre ocho a diez años.

 

Siempre he estado interesado en la construcción de instrumentos, y he pedido a muchísimos luthieres que construyeran violonchelos modernos y barrocos, y todo tipo de modelos de violas para mí y para mis alumnos y amigos. Me di cuenta que en los talleres chinos, los luthieres producen violines y violonchelos modernos de gran calidad, de modo que empecé a buscar un taller que pudiera construir violas da gamba y otros instrumentos de cuerda barrocos.

 

Encontré al luthier Wang Zhi Ming en Pekín, que también es un excelente violinista, y suele tocar en una de las orquestas sinfónicas de Pekín. Su padre aprendió a construir violines a través de la mejor tradición alemana de luthería, aunque naturalmente tuvo que interrumpir su trabajo durante la Revolución. Continuó de nuevo en los años 80, aunque ahora está retirado. Wang y su padre han enseñado y contratado a más de diez luthieres en su taller. Sin embargo, la tradición alemana no ha tenido demasiado en cuenta parte de la tradición italiana de construcción de violines en cuanto al arqueo del vientre y la espalda del instrumento. Por esa razón, Wang ha visitado varias veces Cremona, de modo que ha ido mejorando cada vez más sus habilidades como luthier.

 

Le di al Sr. Wang toda la información que pude acerca de la construcción de violas da gamba: envié numerosos dibujos y más de 100 correos electrónicos. Después, cuando las primeras violas empezaron a coger forma, pasé algún tiempo en Pekín para ayudarle a solucionar algunos problemas. Este proceso continúa actualmente, pues visité Pekín el pasado Agosto para revisar nuevos modelos que han sido construidos recientemente, así como para planificar con Wang los nuevos modelos que están por venir. Prácticamente cada semana discutimos sobre numerosos detalles para hacer que los instrumentos Lu-Mi sean cada vez mejor.

 

No hacemos copias exactas de modelos antiguos, pero todos nuestros instrumentos son violas da gamba reales. Las violas de 6 cuerdas están construidas a partir de los modelos de los luthieres ingleses Jay y Meares, entre otros; aunque por ejemplo, en nuestros modelos el vientre no es curvado como en aquéllos. La viola de 7 cuerdas está construida a partir del modelo de Bertrand. Los luthieres chinos utilizan una habitación de secado antes de encolar todas las partes, por lo que sus violas deberían soportar una humedad que descienda un 30 por ciento.

 

Estamos encantados con los resultados. De hecho, estas violas no tienen nada que ver con las que suelen utilizar los estudiantes. Frecuentemente toco alguno de mis conciertos con uno de sus bajos de viola de 6 cuerdas. Es más, debería decir que mi bajo de viola Jane Julier de 7 cuerdas no tiene nada que envidiarle a mi bajo de viola de 6 cuerdas del siglo XVII.

 

Los arcos se construyen en otro taller que pertenece al Sr. Zang. No le conozco en persona, aunque Wang me ha ayudado a comunicarme con él para conseguir 4 diferentes modelos de arcos barrocos. Le envié algunos de mis arcos como muestra, aunque los arcos de Lu-Mi no son exactamente copias de ellos. Mis arcos tiene ranuras, pero los luthieres chinos se negaron a hacer ranuras después de haber probado con unos cuantos arcos nuevos. Personalmente, creo que la madera de serpiente es mejor cuando no se dobla en absoluto o sólo muy poco, mientras que la madera de Pernambuco necesita un poco de flexión para que el arco sea lo suficientemente firme. Los primeros arcos Lu-Mi se realizaron con dicha flexión, pero ya no los construimos así actualmente. Compré los primeros 150 kg de madera de serpiente para Zang en un boque compacto de madera, pero él tiene ahora su propio stock de la misma. Aquéllos 150 kg de madera de serpiente procedían de Alemania, aunque creo que sólo crece en América del Sur.

 

Wang también construye instrumentos barrocos de la familia del violín. Por el momento hay bastantes modelos disponibles, y los que quedan por venir: violines a partir de Amati, Guarnerius o Stradivarius; las cuatro tallas  de violas con caja 387-444mm a partir de Gasparo da Saló y Stradivarius,  violonchelos a partir de Montagnana, así como un modelo grande de violonchelo que puede afinarse en Si bemol.

 

Los instrumentos de Lu-Mi han sido vendidos en el Reino Unido, Estados Unidos, Japón, Rusia, Australia, Portugal, Alemania, Polonia, Suecia, Noruega, Finlandia, Suiza, Estonia, Holanda, España y Francia.

 

-Markku Luolajan-Mikkola-